Nuestra imaginación es el límite a la hora de crear un espacio de descanso.